La guerra del hombre contra el hambre

Para que un país “rescate” a sus niños de las amenazas y la- mentables consecuencias de la desnutrición, podría fomentar la creación de Centros de Prevención con la metodología CONIN, en cada lugar que sea necesario. De esta manera se puede digni car a nuestros hermanos y a sus hogares, por medio de 5 acciones que deberían ser polí cas de estado permanentes:

1. Es mular y alimentar el cerebro del niño de manera adecuada durante el primer año de vida y mejor aún, durante el embarazo. En efecto la mujer embara- zada debe ser objeto de todo cuidado y protección. Cada embarazada nos aporta un ciudadano más. Entre todos debemos lograr que ese niño pueda desplegar su potencial gené co, para tener igualdad de oportunidades. Debemos procurar que cada niño tenga una escuela a don-

de ir, un agente sanitario que lo asista y una dieta equilibrada que le posibilite un desarrollo sico y mental adecuado. Esto ya no depende de las posibilidades sicas o nancieras, se trata de una cues ón de prioridad polí ca.

2. Educar ese cerebro. La educación es una semilla maravillosa, pero como toda semilla, necesita un sustrato donde sem- brarse, y el sustrato ideal para sembrar

http://iciudadano.com/eBooks/2018_Issue32/34/

Share this article

Leave a comment