“Siempre hay un mañana”: una lección de éxito del Dr. Eduardo Suger

Físico matemático, docente, emprendedor y ante todo, hombre de familia. El doctor Eduardo Suger acumula una larga lista de logros a lo largo de su vida profesional. Pero probablemente su mayor éxito ha sido el que nadie conoce, su contundente victoria en contra de la adversidad. 

 

Nació en Suiza, mientras en territorio europeo se desarrollaba una de las más cruentas guerras que la humanidad haya visto. Salió de allí siendo aún muy pequeño, sin saber que más tarde regresaría para fundir los cimientos de su vida adulta, la pasión por la academia y la docencia.

 

Siempre pionero y emprendedor, el trabajo duro no le es ajeno. Es el arma que empuña con mano firme y con la que logró cambiar el panorama de la educación universitaria en el país.

 

Con una afable sonrisa, nos permitió acompañarlo en un viaje al pasado para conocer esos momentos decisivos que lo han convertido en uno de los guatemaltecos más ilustres.

 

Usted nació en Suiza, pero se denomina guatemalteco, ¿por qué? Leér más…

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *